Mochilas

Anduve sola por muchos lados.
Me perdí en la calle
supe llegar
llevé muchos mapas pero me encontré sin usarlos

Me duelen los hombros
y la espalda
me duelen esas cosas
que me vienen a la cabeza
cuando estoy en silencio
cuando ando sola

Pongo y saco cosas de la mochila
pero siempre la tengo ahí
al hombro.
A veces a medio poner
a veces la apoyo en el suelo
pero nunca la suelto

Entonces me doy cuenta
es solo carga cuando la llevo
que hay cargas que a veces
no quiero soltar
por miedo a perder lo que lleva
por miedo a necesitar lo que tiene
más tarde

Como si fuera externa a mi
en realidad la llevo conmigo
para todos lados.
Pierdo tanto por insistir en cargar mochilas
que pesan más de lo que suman
que vivo con dolor de espalda
que pesa
que incomoda

"Vaciarse para poder llenarse" leí por ahí un día.
Y pienso, cómo cuesta soltar
por completo
empezar de nuevo.

Dejar atrás
los por las dudas
los para más tarde
los intentos fallidos; el pasado que no vuelve.

Pensar en hoy, mirar para adelante y soltar esta mochila que tanto me pesa.
Pero es hora de abordar y tengo que estar atenta
la agarro fuerte y cierro los ojos
nunca parece buen momento para dejarla atrás.

Learn More

Pancho y la rubia

"Mi rota, mi falta y el reloj sin agujas.
Silencios y su tic que suena por inercia.
Te hubiera guardado, delicada y con mambos
como eras
pero ya no me queda tiempo.
Te ibas y el miedo a que no vuelvas.
Y te cedía el lado izquierdo
mi preferido
para que te quedaras"

Learn More

Viajá más

Viajá más.

Conocé nuevos mundos. Metete hasta a la médula en cada una de las culturas, no seas solo un visitante.

Adaptate. Aprendé idiomas, llená la memorias de buenos recuerdos. Sé memorable para las personas que te cruzas, en todos lados.

Subite a trenes, aviones, bicicletas y a autos de desconocidos. Rompé las reglas.

Llenate de amor con cada local que te ayuda a encontrar tu camino. Agradecé con el alma y estate en paz, que vas bien.

Preocúpate menos. Llora de emoción cada vez que sientas que la vida fluye, porque también tenés responsabilidad en eso. Que estás lejos pero que tenes personas que te quieren, en todos lados.

Viajá solo y con amigos. Viajá con nuevos conocidos y con alguien de la mano. Sonreí más.

Probá nuevas comidas, nuevos caminos y soltá, sin olvidarte quien sos. Llevate a todos lados, pero adaptate. Cedé si te lleva a ser mejor y repartí tus valores por ahí.
Hacé la diferencia.

Viví más. Frená a disfrutar del aroma del ramen y de cada cartel luminoso que veas en la calle. Del contraste de lo viejo y lo nuevo.

Escuchate más, que nadie sabe más de vos que vos mismo.
Frená. Respirá historia en cada templo, en cada jardín. Escuchá historias. Contá la tuya. Escribí.

Agradecé al universo y a los que te rodean y sobre todo, agradecete a vos mismo por tener el coraje de ser libre y conocer nuevos mundos.

Learn More

Profesora, escritora, viajera, bailarina, bartender, depende donde me vean.

Soy una mezcla rara. Nunca me gustó mucho eso de ponerme en una categoría. Estudié negocios, trabajé de profesora y me moví por trece países, siempre con una libreta en la valija.
Tengo veinticinco años. Después de un trece meses en Australia soy experta en hospitality y este blog es mi intento de cambiar el mundo con mis palabras.
También quisiera volver al tiempo de las cartas y de los encuentros sin querer.